Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Forum] [Contact e-mail]
ESPACES D'AUTEURS
Ces auteurs ont bien
voulu animer des
espaces plus proches de
leurs préoccupations
que le sommaire de la
RAL,M toujours un peu
généraliste.
El cangrejo piojo
Navigation
[E-mail]
 Article publié le 1er février 2015.

oOo

Junto a las puertas de la casa de la iglesia, Doña Justa, justicia, entregaba la parte del robo presupuestario que corresponde al santero de la fe y el embuste, muy diestro en el robo de propiedades del pueblo y en el hurto de inmatriculaciones, mientras escapaban, echaban a correr unos jóvenes que portaban un espito o palo largo con una tabla atravesada en su extremo donde colgaban y descolgaban un papel en el que se lee : "Ni dios, ni amo, ni criado", corridos por la pasma, y gritando : "Jura que viene la bronca, arrea que viene la pasma".
Por frente, y sentados en la mesa de una terraza de un bar, una mujer y un hombre platican. La mujer, con contento y alegría, acariciaba a su perrito "Lamedor", pensando en el principio que dice que "hay que dejarse ganar para cebar a la víctima". Que así es y será siempre. Un bulto producido por dinero le aparecía en el bolsillo derecho a su amador de boquilla, quien la miraba con ojos de hipocresía, como un "Judas" que mira por la mirilla de celda de un recluso.
Ella le hablaba valiente y le tenía atado como las alforjas atan al Asno a sus dos lados. Hablaba del Congreso y los congresistas, que a ella, como dijo, le parecía lugar de jiñar, defecar y orinar, que por eso huelen mal, apestan al pueblo, aunque les voten en elecciones de pacotilla de contrabando. Ella decía :
 -Veo a los congresistas como si fueran argaridos difíciles de remover de sus escaños. Aunque se oiga en la oposición las voces de "hay que desprender a las garrapatas junto con su capítulo", la mayoría hipócrita se tira por decretos, con fuerza y en seco, no dejándose ganar para cebar ni usando de aceites ni parafinas especiales o vaselina. Que aquí el amBiente huele a insecticida DDT, Malatión y Carbaryl, parecido al olor típico de seminarios y conventos.
-Yo estuve, le corta elamador de pacotilla, en la Orden de los Ixodidos, donde monjes legos y seminaristas no tienen diferenciación en cabeza, tórax y abdomen, sí en la lengua. Sus papos son estructurales y su ano se abre ventralmente "porque hay que conocer al Maligno", como afirma el padre espiritual, y sigue : "porque hay que atacar las glándulas coxales que se abren y cierran en la base de la coxa, pues la lujuria tiene patas y marcha hacia la cosa".
Hace una pausa, y cual cantarín en un puesto de feria, sigue :
 -Adultos ovoideos, cual senadores de textura blanda, nos guiaban y acechaban. Algunos, los más, sin escutelo en su superficie dorsal, nos decían :
 -Ya sabéis, hijos, hermanos, que nuestro dorso está cubierto de tubérculos que nada tiene que ver con "el ver tu culo cubriendo el dorso", pues esto es no más que un escutelo pecaminoso en la superficie dorsal de la fe.
 -Lo más interesante de la vida monacal y seminarial eran los días de ejercicios espirituales, ¿no ?- le pregunta, cortando, la mujer.
A esto, responde :
 - Sí. Ojos ausentes, canal anal rodeando el ano con festones marginales ausentes. Palpo corto al orinar, y si es con guantes mejor. Pene sin ornamentación alguna. El padre Malatión y el padre Coumofo nos daban pláticas con tan buenos resultados en la lucha contra la tentación de la carne que nos entraba por un oído y nos salía por el otro. Cuando íbamos al refectorio o comedor, como almas de cántaro, ojos presentes, veíamos frontal y dorsalmente a los padres jefes comiendo, mesa aparte y preferente, buen cordero, mientras a nosotros nos alimentaban con una sopa de ajo, que era un caldo con sal y pimentón y un ajo nadando en el plato solo, al estilo de los amantes de Teruel, que dicen que comían, para después comerse a besos. Sus caras, las de los padres abades y rectores, eran festones, mientras nuestros vientres estaban ausentes. La mujer, para ellos, no era amor y ternura, tan sólo menstruación, "digna de lamer y golosear", como ellos decían, al terminar de reflexionar sobre esa sentencia que dice : "cuando seas padre, comerás huevas".
La lucha contra el pecado de lujuria daba buenos resultados para ellos. Para ellos, lechazo de Aranda de Duero, para nosotros, sopas de ajo de Teruel. ¡Cómo mordisqueaban babosos los cuartos de lechal bien asados¡ Una música gregoriana sonaba en el refectorio, que era silenciada y fusilada por las ventosidades de los padres. Con palillos chinos limpiaban sus piezas bucales. A nosotros, terminada la comida, nos ordenaban marchar a la oración paseando el patio, el claustro o las galerías, mientras ellos seguían en sus sillas , como las señorías en sus escaños ,con los huevos pequeños u operculados sujetos como por cemento a sus sotanas o a la base de sus pelos.
Los ejercicios espirituales son como un baño frío en pacientes sucios. Pero ellos, los padres superiores, poseían la infección. Pues tienen un poder alérgico reconocido, siendo el primer componente del polvo gripal en seminarios y conventos. Por culpa del polvo místico, ácaros transparentes volaban en forma de pera haciendo soñar al seminarista o lego que les respiraba con el "cangrejo piojo" dela vida.

 

Un commentaire, une critique...?
modération a priori

Ce forum est modéré a priori : votre contribution n’apparaîtra qu’après avoir été validée par un administrateur du site.

Qui êtes-vous ?
Votre message

Pour créer des paragraphes, laissez simplement des lignes vides. Servez-vous de la barre d'outils ci-dessous pour la mise en forme.

Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Contact e-mail]
2004/2019 Revue d'art et de littérature, musique

publiée par Patrick Cintas - 12, rue du docteur Sérié - 09270 Mazères - France

Copyrights: - Le site: © Patrick CINTAS (webmaster). - Textes, images, musiques: © Les auteurs

 

- Dépôt légal: ISSN 2274-0457 -