Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Contact e-mail]
ESPACES D'AUTEURS
Ces auteurs ont bien
voulu animer des
espaces plus proches de
leurs préoccupations
que le sommaire de la
RAL,M toujours un peu
généraliste.
Laurie-Anne Cathala - Presentación de la poesía de Santiago Montobbio en el Instituto Cervantes de Toulouse
Navigation
[E-mail]
 Article publié le 21 février 2016.

oOo

Suelo presentar a Santiago con una doble designación, a la vez como poeta contemporáneo y como paseante barcelonés, los dos están muy unidos. No voy a detenerme en su biografía ya que como él dice eso « no importa. No importa, de hecho, casi nada » y que Santiago piensa su vida a través de su escritura. No obstante, hay unas informaciones que, a mi parecer, aclaran un poco la singularidad de su obra. Primero, Santiago empezó a escribir muy joven, y en secreto,poemas no destinados para ser publicados. Sin embargo, acabó por enviar unos poemas que fueron editados en una revista en 1988. Luego, sus primeros poemas alimentaron obras como Hospital de Inocentes, que fue bien acogida por autores como Valente, Onetti, Sabato, Delibes, Martín Gaite. Esta última escribió por ejemplo : « me han conmovido extrañamente. Porque salen de un pozo muy oscuro y verdadero ». Emoción, profundidad, oscuridad, sinceridad son palabras completamente idóneas para designar esta poesía.

No se puede hablar tampoco de la obra de Santiago Montobbio sin evocar una singularidad sorprendente : la del ritmo de escritura. Su obra se divide en tres fases. Primeramente, tenemos acceso a los poemas de juventud compuestos hacía 1987. Pero esta etapa introduce otra : la del silencio. La afonía duró casi veinte años, hasta que un nuevo impulso creador invada al poeta en 2009. El silencio no fue estéril pues permitió una lenta germinación, representa una etapa de creación en potencia siguiendo el ritmo misterioso de la inspiración poética. Esto se verifica ya que en 2009, la urgencia de la escritura dio a luz una composiciónde 438 poemas en un poco más de tres semanas. Esta producción impresionante por su densidad está reunida en tres volúmenes. Quedantodavía por publicar prosas a las que Santiago se dedica desde 2010. Muchos califican este fenómeno de « inspiración torrencial » pero prefiero la imagen del diluvio con el cual se libera « el agua callada y detenida » presente en los versos de Santiago, agua pues acumulada durante años de aparente inactividad.

Otra particularidad que se destaca es que, a pesar de los testimonios de los autores ya mencionados, la poesía de Santiago no recibió en Españala acogida espontánea que obtuvo en Europa o en América latina. Esta apertura hacia los otros países ilustra el gran cosmopolitismo del poeta. En sus poemas, la ciudad catalana aparece en su dimensión mediterránea. El paisaje referencial permanece bastante impreciso, las calles no están vistas en su especificidad. Barcelona está esbozada y al mismo tiempo revelada en este esbozo. La voz poética pinta lo que su mirada encuentra. Se trata de una pintura en vivo ya que el poeta capta la particularidad del instante. Y en este paseo, el espacio urbano se hace metafórico. El paisaje une los caminos y la vida. Así, el poeta « dobla[r] las esquinas de la vida, / en sus calles anchas, en sus calles largas / o caminos huérfanos que no sabemos / nunca hacia dónde llevan ». La realidad no está embellecida sino poetizada y está esbozada a través de percepciones sensoriales. La dimensión sonora del paisaje aparece, por ejemplo, en el poema « los soles por las noches esparcidos » :

LOSSOLES POR LAS NOCHES ESPARCIDOS.

Las lluvias impensadas. Los compases que marca el alma

y en los que la vida se encuentra y se descansa.

También asalta. Con fino pulso los registro.

[…]

7 y auscultoal mundo. Tomo el pulso a esa noche

con soles esparcidos. A las lluvias impensadas.

La noche como la lluvia que invaden la ciudad están exploradas desde su tempo. La voz poética sondea el mundo y deja oír su pulso interno hecho de ritmos contrarios. La voz poética nos muestra la ciudad yal mismo tiempo ésta permanece inalcanzable. Las paradojas no faltan en esta poesía y me parece interesante leer unas palabras de Angelina Muñiz-Huberman respecto a ello :

"La poesía de Santiago Montobbio navega por mares profundos donde la palabra se manifiesta en oleajes inesperados. Una poesía que exhibe, a la vez, su humildad y su misterio, lo cotidiano y lo excelso, las cosas simples y el territorio de lo sagrado. Una poesía plena pero interrogante. Detenida en los recovecos de las ciudades, pero admirada del movimiento. »

La verdad es que no es evidente presentar en pocas palabras la poesía de Santiago Montobbio. Su escritura es desconcertante, y al mismo tiempo estimula un verdadero interés, emociones opuestas. Por lo menos, es lo que yo experimenté en mi primer encuentro con su poesía. En 2012, un amigo de familia, también poeta, me trajo un folleto con unos poemas de Santiago traducidos. Sulectura despertó mi curiosidad yme indujo a una bulimia literaria. Lo sorprendente es que el primer contacto con la poesía de Santiago provoca en muchos una sed irreprimible de hundirse en el nuevo universo poético. Fue, por lo menos, lo que me marcó cuando Klaas Wijnsma, traductor holandés de los versos de Santiago, contó que tampoco había podido pararse en su recorrido de lectura, prolongando durante horas y hasta la madrugada su descubrimiento de la obra. Klaas explicó así que « La hondura y el ritmo, la sinceridad y la belleza de los poemas [le] habían hechizado ». A pesar de lo enigmático de este fenómeno, podemos evocar varias razones por las cuales esta poesía es susceptible de cautivar al lector. En sus poemas introspectivos, la voz lírica anda en « las cornisas de la locura » como lo leemos en un poema. Una tensión se fomenta entre creación y destrucción y la voz poética parece jugar con el vacío. El“yo” lírico emprende una catábasis, es decir, una larga bajada hacia las zonas oscuras de la existencia buscando sus verdades absolutas. Con eso, la voz poética apuñala las certidumbres del lector que pierde su serenidad. Lo prosaico y lo divino, la vida y la muerte se mezclan (« los infiernos son los días »). Las consideraciones transgresivas muestran un mundo donde perecen los esquemas tradicionales y maniqueos para presentar una realidad subyacente. Voy a leer un poema para tener una representaciónmás tangible de esta dinámica, se titula « una ciudad debajo de la cual hay otra ciudad » :

UNA CIUDAD DEBAJO DE LA CUAL HAY OTRA CIUDAD

exacta a ella pero con ligeras variantes :

si nos fijamos bien, las calles, las cosas y las gentes

están un poco más difuminadas. Debajo

de esa ciudad hay otra y otra y otra,

en una sucesión infernal y subterránea.

Conforme descendemos y cambiamos de ciudad,

calles, cosas y gentes se van afantasmando, como dije.

Las ciudades son una paulatina degradación,

todo en ellas va, según bajamos, degradándose.

En los últimos estratos de este túnel

hay ya sólo formas y sombras, muñones

en vez de hombres, bultos.

En este poema como en muchos otros, la lectura se convierte en un acto de confianza total. El lector evoluciona a ciegas y sigue los pasos del poeta que transcribe destellos fulgurantes de lucidez. El espacio real se hace cada vez más plural, cada vez másabstracto ; Lo exterior y lo interior parecen unirse y la ciudad recibe meditaciones personales. La voz lírica dilata su consciencia atormentada, exhibe sus heridas que comparte con el lector. La obra de Santiago Montobbio puede, de hecho, provocar un sentimiento de malestar, ya que leemos los fallos de nuestra humanidad.

NO TENEMOS FRONTERA : SOMOS FIERA

que la nada o la soledad devoran.

Somos los restos de esa soledad o esa nada

ya devoradas. Somos un espejo

sobre el que no se refleja nadie,

incluso cuando en él nos miramos.

Porque somos nadie, nada. Somos tiempo.

Somos polvo, somos abismo. Somos el tiempo

que corre y nos persigue y nos da rostro y forma

y usa de taller a nuestro cuerpo

para modelar sus surcos y dudosamente

artísticas ocurrencias. Somos la vejez

que nos espera, si es que llega.

Somos la última hora, que en cada momento

alienta. Somos el día final, la acabada noche

en que todo termina. Somos nadie, nada.

[…]

La lluvia no cesa de repiquetear en los cristales.

1 abril 2009

Los poemas exacerban las dudas existenciales y pueden provocar un rechazo pero la musicalidad cautiva por su armonía. El lector experimenta la insoportable ligereza de la poesía que nos eleva hacia reflexiones casi metafísicas sobre nuestra condición. La realidad decepcionante, desde el punto de vista de la voz lírica, está trascendida por una alquimia poética.

Confieso no compartir esta visión tumbal de la vida ni la experiencia desgarradora de la humanidad. No sufro los dolores existenciales de la voz poética e incluso puedo decir que normalmente no soy sensible a los versos tenebrosos o desilusionados. Sin embargo, desde el principio, el lector puede percibir que detrás de las noches se encuentran soles esparcidos. Lo que ciertamenteme interesó fue esta búsqueda oficiosa, inconfesada de este rayo de esperanza. La voz lírica no para de afirmar que la escritura constituye un sacrificio pero cada pulsión de destrucción parece ir acompañada de una pulsión de vida. La muerte introduce un renacimiento.Una relación estrecha nace entre la escritura y la existencia. Leemos por ejemplo :

En restos de versos antiguos

aprieto pensamientos

olvidados y marchitos, sones mudos

con los que me palpo, me tiento y me construyo.

A través de ellos soy aún respiro

Al exponer sin filtro sus dolores el “yo” se libera del peso de su sufrimiento y sobre todo, el dolor parece tener una fertilidad paradójica. Alimenta los poemas lo que puede hacer eco a la formula de Baudelaire : « Malheureux peut être l’homme mais heureux l’artiste que le désir déchire ». La poesía se convierte en una « rama civil y laica de la soterologia,/ la ciencia de la salvación » como lo leemos en un poema en el que está también escrito : “ la poesía nos salva./ Escribimos para salvarnos, o yo al menos así escribo. ». Detrás del nihilismo se esconde finalmente un soplo de esperanza, de vida.

Desearía compartir aún muchos aspectos de esta poesía pero pienso que cada uno debe encontrar su postura de lector ante estos versos perturbadores. De la misma manera, no he mencionado la liberación verbal ni el microcosmo poético que se construye poco a poco pero no voy a desflorar la obra y prefiero dejar la palabra al autor que habla con más elegancia de su arte.

 


(Palabras pronunciadas en el Instituto Cervantes de Toulouse el 28 de enero de 2016)

Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Contact e-mail]
2004/2017 Revue d'art et de littérature, musique

publiée par Le chasseur abstrait éditeur - 12, rue du docteur Sérié - 09270 Mazères - France

sarl unipersonnelle au capital de 2000 euros - 494926371 RCS FOIX

Direction: Patrick CINTAS

Copyrights: - Le site: © Patrick CINTAS (webmaster). - Textes, images, musiques: © Les auteurs ou © Le chasseur abstrait (eurl). - Logiciel: © SPIP.


- Dépôt légal: ISSN 2274-0457 -