Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Forum] [Contact e-mail]
ESPACES D'AUTEURS
Ces auteurs ont bien
voulu animer des
espaces plus proches de
leurs préoccupations
que le sommaire de la
RAL,M toujours un peu
généraliste.
Presentación del libro Los soles por las noches esparcidos de Santiago Montobbio en la Asociación de Escritores y Artistas Españoles
Navigation
[E-mail]
 Article publié le 8 décembre 2013.

oOo

El 21 de noviembre se presentó el libro Los soles por las noches esparcidos de Santiago Montobbio, publicado en la colección El Bardo, en la sede de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles, fundada en 1871. Al abrir la sesión, el director general de la Asociación, <st1:PersonName ProductID="Jos← L￳pez Mart■nez" w:st="on"><st1:PersonName ProductID="Jos← L￳pez" w:st="on">José López Martínez, se refirió a que este libro se había presentado en el Ateneo de Barcelona, que era una entidad histórica y muy entrañada en la vida cultural <st1:PersonName ProductID="de Barcelona" w:st="on">de Barcelona, y que le alegraba presentarlo en la Asociación, una entidad también histórica y muy entrañada en Madrid. Refirió que había mantenido una amistad epistolar y literaria durante muchos años con el poeta y que siempre había tenido en el más alto concepto su profesionalidad y su honestidad.

<st1:PersonName ProductID="Merc│ Boixareu" w:st="on">Mercè Boixareu<span lang=ES> –catedrática de Literatura, profesora emérita de la UNED y que ha sido vicerrectora de la UNED y hasta finales de este mes de octubre Directora del Centro de la UNED provincia de Barcelona- señaló que había presentado en otras ocasiones libros del poeta, y que presentar la poesía de <st1:PersonName ProductID="Santiago Montobbio" w:st="on">Santiago Montobbio era una responsabilidad. Realizó una explicación de su trayectoria poética. Destacó que publicó por primera vez como poeta en la Revista de Occidente en 1988 y que su obra obtuvo desde el primer momento el reconocimiento de ilustres escritores (Onetti, Sabato, Delibes, Cela, Martín Gaite, Valente, entre otros), que destacaron la fuerza de esta poesía. Explicó que es una obra poética que se da en dos grandes momentos creativos, el primero de ellos en 1987, cuando el poeta tenía 21 años y era estudiante de Derecho y de Filología Hispánica, y el segundo en 2009, después de veinte años de silencio, en que en tres semanas de marzo y unos días de abril escribió estos 438 poemas que se han publicado en dos volúmenes de la colección El Bardo. Comentó que es una escritura que surge como un chorro o como un géiser, y que para pensar y referirnos a la creación de estos poemas hemos de hablar de la imagen del agua o del fuego, del incendio, aunque señaló que personalmente ella prefería la del agua. El poeta señaló que está en el título de uno de los libros, y recordó que la emplea también Emilio Adolfo Westphalen al referirse a la “reanudación necesaria” que de la escritura hubo en su caso tras treinta años de silencio (“Levantóse una compuerta y volvió a fluir la corriente –agotada o embalsada”) y que siente que de <span class=GramE>un modo semejante podría decirse de la reanudación del escribir que ha habido en el suyo. Boixareu remarcó que estos veinte años de silencio en escritura creativa no lo habían sido de falta <st1:PersonName ProductID="de presencia" w:st="on">de presencia de su poesía, ya que esta obra de juventud se fue dando a conocer en diversos libros a lo largo de estos años, y textos en prosa en El Norte de Castilla por indicación de Miguel Delibes, y a través de libros y publicaciones la obra del poeta ha tenido una presencia constante todo este tiempo. Mercè Boixareu preguntó al poeta qué había motivado esta segunda etapa, y por el sentido del título del libro. <st1:PersonName ProductID="Santiago Montobbio" w:st="on">Santiago Montobbio contestó que en muchas vidas de artistas la producción se realiza en determinados momentos de su vida, en que producen con mucha intensidad, y que estos largos períodos de silencio se dan y no son tan inusuales, y así Luce López-Baralt, en unas notas sobre su poesía que se han publicado con motivo de la presentación de este libro en la Asociación, recordó los veinte años callados de su querido amigo Pepe Hierro. A las personas que piensan en estudios o trabajos convencionales les resulta extraño, pero la creación artística es vida espiritual y se da por otros cauces. En cuanto al título, refirió que, como señala un poema del libro anterior, el principio de no contradicción, que rige el orden lógico, “no funciona en realidad, desde una perspectiva profunda del sentir/ y de las cosas” -como dice el poema-, y que a ello responde este título –como <st1:PersonName ProductID="el del libro" w:st="on">el del libro <i style='mso-bidi-font-style:normal'>Absurdos principios verdaderos-, porque crea una realidad y una verdad que en el terreno de <st1:PersonName ProductID="la poes■a es" w:st="on">la poesía es posible, y así puede haber principios que sean absurdos y verdaderos, y soles nocturnos, soles por las noches esparcidos, y haber luz de noche, como señaló <st1:PersonName ProductID="Merc│ Boixareu" w:st="on">Mercè Boixareu que había en estos poemas. La presentadora comentó que en estos dos volúmenes de El Bardo, auque sus poemas estuvieran escritos a la vez, veía características distintas, entre las que destacó, por ejemplo, que en Los soles por las noches esparcidos el amor se concretiza, u otros elementos, y que no sabía si esto era así o era deformación profesional. El poeta contestó que también a él le parecía que así era, y que no creía que fuera una deformación profesional. Remarcó que era una obra en dos volúmenes, y que estos dos libros se complementan, y son una obra, pero a la vez son libros con personalidad propia. Señaló que él también veía elementos que los caracterizaban, aspectos que no estaban en el otro o aquí tenían más presencia o aparecían de otro modo, con otro acento –el amor o la infancia o la música y su necesidad, y el carácter santo del arte, la inocencia y la pureza que <span style='mso-spacerun:yes'> precisa-, y que la elección la motivaba el instinto y las preferencias del momento y no razones de calidad, pero que la elección que se llevaba a cabo en ese momento hacía que un libro quedara conformado de un modo u otro. Boixareu pasó a referir los pensamientos y apreciaciones que le sugerían los poemas. Señaló que en estos poemas hay una percepción del alma y del propio quehacer poético, una conciencia de la poesía, y la poesía como propio tema –y se refirió a los “versos autorreferenciales” de los que ha hablado Luce López-Baralt en sus notas sobre esta poesía. Que el nihilismo que puede referirse de estos poemas convive también con un ser en paz que también hay en ellos y la poesía como salvación. Que en la presentación del volumen anterior, <i style='mso-bidi-font-style:normal'>La poesía es<i style='mso-bidi-font-style:normal'> un fondo de agua marina, remarcó la importancia del olvido, su omnipresencia, en sí mismo y en diversas manifestaciones a las que se puede asemejar, y que aquí había “una presencia obsesiva de la nada”, y así habló de que en ellos aparece “la nada como fascinación. La nada como lo más puro”. Leyó, para ilustrar esta presencia de la nada en la poesía, que, como comentó, ella había estudiado en la poesía francesa, como en la de Mallarmé, el poema siguiente : “Una herida terrible sobre nada./ No se ha hecho sobre un cuerpo/ o un objeto. Es una pura agresión/ sobre la nada. La nada se defiende<span class=GramE>,/ intenta rechazarla. Pero también/ el hombre su vida defiende, a ella/ se agarra, y jamás aceptará de grado/ que acabe en nada. Como/ herida terrible en ella se alza./ Aunque fuera mejor ignorarla/ y en la vida ser siempre mañana./ A veces la palabra vuela, canta/ -vuela más que canta”. Mercè Boixareu comentó que nos <span style='mso-spacerun:yes'> encontrábamos a la nada en estos poemas de estas maneras, con este sentido al que se acercó y glosó con estas expresiones llenas de profundidad y belleza. El poeta señaló en su respuesta que el olvido estaba también como fuerza y como fuente y principio del escribir, que permite el escribir, y que de modo semejante y misterioso estaba la nada, no sólo como acabamiento sino también como una aspiración o algo a lo que tender, un fin que era un principio o una fuente o una esencia, y que le parecía que <st1:PersonName ProductID="Merc│ Boixareu" w:st="on">Mercè Boixareu lo había dicho de maneras perfectas y que no se podían decir de muchas otras. La presentadora destacó la variedad formal de esta poesía, que se da en muy diversos tipos de poemas (narrativos, extensos, dísticos, aforismos, poemas en prosa, poemas breves, y al leer uno de éstos comentó que los poemas cortos le parecían “auténticos, intensos, muy bellos”), y pasó a comentar algunos de los elementos que los constituían : la conciencia del tiempo, y el paso del tiempo y los elementos e imágenes y expresiones que lo expresaban, como el camino, los adioses, el último, la despedida, la presencia y conciencia de algo que termina. El poeta señaló que estos elementos estaban ya en su poesía de juventud (y recordó títulos de algunos poemas de entonces  como “Los adioses” y “El último poema”, o “Los trabajos que me ha dado el despedirme”), y que vuelven a estar en la de ahora. Con aportaciones nuevas, como la que la presentadora había señalado de los poemas del campo, que no estaban en el otro libro y el poeta así lo confirmó, y señaló que la vivencia del campo era una muestra del gozo de existir que también está en estos poemas y que habían quedado en este libro.

<st1:PersonName ProductID="Merc│ Boixareu" w:st="on">Mercè Boixareu<span lang=ES> insistió en que ella decía lo que le permitían decir los poemas, y que quería leerlos para que así se viera, que sus comentarios y apreciaciones, y pensamientos, partían de los poemas y eran elementos que se encontraban en ellos, y que por esto y tras señalar algunos había planteado este acto como un diálogo y una lectura. El poeta expresó su agrado ante este enfoque, pues dijo que consideraba que en la poesía no podía hacerse de otro modo, y recordó la afirmación de Salinas, que asegura que los poemas se explican –o se justifican, no recordaba- por sí mismos o no se explican de ningún modo, y también la frase de un nihilista,<span style='mso-spacerun:yes'> Cioran, que dice que “toda palabra es una palabra de más”, porque sí te parece verdad y esta sensación tienes a la hora de comentar poesía. Porque ya todo está dicho en los poemas. Y por esto los has escrito. Y, por ello, piensas en cómo dicen las cosas los poemas, cómo están en ellos, y a ellos te remites. Y el acto, tras las apreciaciones, observaciones y pensamientos de <st1:PersonName ProductID="Merc│ Boixareu" w:st="on">Mercè Boixareu sobre los poemas de este libro, continuó con la lectura de algunos poemas de los que partían y en los que se encontraba la razón de éstos y con un diálogo con el poeta sobre estos aspectos, a los que respondió y de los que dio su <span style='mso-spacerun:yes'> testimonio, y la lectura también por parte de él de algunos poemas que ejemplificaban sus comentarios. Así se dio un intenso diálogo entre la presentadora y el poeta, y la lectura de poemas por parte de ambos.

“El mundo sucede en las palabras” es el primer verso de uno de los poemas que leyó <st1:PersonName ProductID="la poes■a es" w:st="on">Mercè Boixareu y en el que como afirmó se podía ver en él lo que era la creación para el poeta, y eligió leer también otros que así lo mostraran, tal el que sigue : “Todo está roto sobre el olvido :/ así lo he dicho. Y todo está roto,/ perdido. Pero en esa rotura y esa pérdida<span class=GramE>,/ en ese vacío, como temblor también me busco./ Como pálpito en lo oscuro./ El poema es mi camino./ En él me congrego y me disgrego,/ estoy también roto y soy olvido./ Pero me pulso, respiro, lato, perduro. El arte es este absurdo con sentido.” Señaló <st1:PersonName ProductID="la presencia" w:st="on">la presencia del temblor, de la idea y concepto del temblor en el arte que está en sus poemas, también la de la escritura como respiración, e, igualmente, tras leer el último verso afirmó que definía bien –como otros- lo que el arte era para él. <st1:PersonName ProductID="Santiago Montobbio" w:st="on">Santiago Montobbio asintió, y comentó que a veces ha dicho que para él escribir es una actividad tan natural como andar o respirar, y que creía que estos poemas en efecto se daban como una respiración, y que así podía apreciarse. Manifestó también su acuerdo con el comentario sobre la presencia del temblor en su arte que había expresado la Dra. Boixareu, y recordó que le gusta citar un aforismo de Bergamín que dice que “El arte es arte de temblar, de estremecerse de nuevo”,<span style='mso-spacerun:yes'> y se detuvo en el verso “Como pálpito en lo oscuro”. Así recordó a Valente, quien afirmaba que “todo momento creador es en principio un sondeo en lo oscuro”, y también las palabras de San Juan de <st1:PersonName ProductID="la Cruz" w:st="on">la Cruz que Seferis estuvo treinta años repitiéndose : “El que aprende los más finos detalles de un arte, avanza siempre en la oscuridad y no con su primer conocimiento, porque, si no lo deja atrás, nunca podrá liberarse de él”. Dijo que en arte se avanza en la oscuridad, que así se escribe, que la creación se escribe de esta manera, como lo dicen los poemas. Y por esto así lo dicen. Porque así es, así se da. Igualmente, y al comentar la observación de Mercè Boixareu sobre la variedad que se encuentra en su poesía, recordó que Dámaso Alonso afirmaba que lo primero que llamaba la atención en la poesía de Gerardo Diego eran sus variaciones, pero que se percibía que todas salían “de un mismo corazón apasionado”, y dijo que le gustaría que este sentimiento tuviera también quien leyera sus poemas, pues los había escrito con sinceridad siempre y en todas sus formas.

Para terminar, tomó la palabra el director general de la Asociación, <st1:PersonName ProductID="Jos← L￳pez Mart■nez" w:st="on"><st1:PersonName ProductID="Jos← L￳pez" w:st="on">José López Martínez : “Hemos vivido una noche excepcional”, afirmó. “Pocas cosas que podríamos pensar de estos poemas no se han dicho aquí”, prosiguió, para referirse a la excelencia y profundidad de las apreciaciones de <st1:PersonName ProductID="la poes■a es" w:st="on">Mercè Boixareu sobre los poemas del libro y lo que habíamos podido saber de ellos gracias a las mismas, así como a las respuestas del poeta, que había dado razón de ellos verso a verso. “<st1:PersonName ProductID="Santiago es" w:st="on">Santiago es un grandísimo poeta, y decirlo así de él es lo justo”, dijo. Con referencias a Bécquer y Calderón, para en algún punto refutarlos, se refirió asimismo a la capacidad de entendimiento privilegiado que sobre la vida y el sentido de la existencia tiene el poeta, y sobre la poesía misma, ya que no en vano es él quien la hace, y quien la es (y por esto Bécquer, según señaló, se equivocó, o quiso tener una gentileza, al decir el célebre poesía eres tú), y que este entendimiento y conciencia lo tiene un poeta como Santiago Montobbio, y de esta manera dio por cerrada la sesión en esta Asociación que como indicó es la asociación artística más antigua de Madrid y una de las más antiguas de España.

 

Un commentaire, une critique...?
modération a priori

Ce forum est modéré a priori : votre contribution n’apparaîtra qu’après avoir été validée par un administrateur du site.

Qui êtes-vous ?
Votre message

Pour créer des paragraphes, laissez simplement des lignes vides. Servez-vous de la barre d'outils ci-dessous pour la mise en forme.

Ajouter un document

Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Contact e-mail]
2004/2020 Revue d'art et de littérature, musique

publiée par Patrick Cintas - 12, rue du docteur Sérié - 09270 Mazères - France

Copyrights: - Le site: © Patrick CINTAS (webmaster). - Textes, images, musiques: © Les auteurs

 

- Dépôt légal: ISSN 2274-0457 -